Banjo Hangout Logo
Banjo Hangout Logo

Premier Sponsors

730
Banjo Lovers Online


Curtis Eller in Mexico

Posted by curtiseller on Wednesday, December 10, 2008

Hi Friends,
Here's a feature article that appeared in a Mexican indie-rock magazine called Mundo Indie.  It's in Spanish so I can't read much of it but I thought maybe some of you might find it interesting.
Yours Cordially,
Curtis E.
P.S.  Thanks for the ink Hugo!

-----------------------------------------------------------------

MUNDO INDIE
Curtis Eller: y su circo de silencia y fuego
texto: Hugo Roca Joglar

Por cada a–o que pasa, nuevas desgracias se encadenan, el sonido del magnifico banjista Curtis Eller se expande, asciende como ave, y la desdicha convertida en amarga fornitura llena las casas con sangre. Pero el a–o interpreta risas, arpe-gios; coros y versos que cubren con sonidos los lamentos descendidos a silencio.

Curtis se presentó en distintos clubes de Inglaterra, con su último disco de nombre Wirewalkers And Assassins, ante un público por demás particular. Todo fue un circo, se asentó como un cuentacuentos egregio: su investigación histórica es aguda en la selección y punzante en el planteamiento. Sus últimas narraciones incluyen guerras civiles en tres continentes, soldados sepultados con balas y por granadas, presi-dentes asesinados (los cuerpos no fueron presentados ante las cámaras), encendi-das diatribas sobre el político radical e infistiútico periodista inglés del siglo XVIII, John Wilkes.

A continuación se presenta una secuencia literaria de lo que fue aquella particular presentación:

2008
Nadie canta como Liam, Stephen King pintó una franja negra en el pico de Ryan Adams, mientras Curtis Eller evoca los fantasmas del circo que se incendió en Hartford.

Los banjos no existen y las miserias hacen lista en esta confusi—n sin caricias
Prende el amplificador, conecta tu guitarra, golpe de bataca, el bajo es la cama; canta, sólo canta, el micrófono te aguanta; di lo que sea, que no sea muy fresa, canta sobre Martha o la tonta de tu hermana, toma amor vulgar, cambia su forma, donas, coca y Maradona.

Los banjos existen y su pla–ido es pista en este laberinto de cruentas lizas
“Esta vez el sueño es un buque de petróleo ruso”, guerra, guerra, en Georgia hay guerra.
“Richard Nixón está teniendo la misma vieja pesadilla”, se levanta de noche y sonámbulo recorre una calle de madera, que lo deja a la puerta de un cemente-rio, con tumbas rotas y marchitas rosas.

Fuego en el circo, asesinos y Buster Keaton
Hijo del dueño del circo, el pequeño Curtis Eller daba maromas, cada día gritaba una hora y atravesaba con flechas manzanas.
Al crecer entendió que el dinero estaba en el banjo y se dedicó a escribir sobre muertos, teniendo siempre en mente a: Lincoln, Elvis Presley, Richard Nixon y Buster Keaton. Decidido fundó un grupo al que llamó The American Circus y salió de gira compartiendo escenario con mujeres barbadas, contorsionistas, hombres que comen vidrios, nudistas, ataúdes y cruces.

Comedia en el cementerio, tres actos de silencio

Mœsica de banjo para funerales
A los 23 años, un joven blanco cae de una montaña. Meses atrás compró un banjo, cada día lo tocaba en el comedio entre la comida y la cena y sus padres deciden que, a manera de despedida final, alguien cantará folk en su funeral; buscan en Internet y encuentran a un tipo que acaba de sacar un sencillo titu-lado Banjo Music for Funerals (Música de banjo para funerales).
Curtis Eller brinca entre tumbas cubiertas por estrellas y rayas, gritando cerrilmente sobre pasto junto nombres olvidados, grabados en piedra. ¡Quid!

C’nico, desvergonzado, hijo de puta, traicionero
A un entrenador de elefantes le llega un contrato para adiestrar caballos en un circo, el hombre toma el trabajo y deja Xolt, su pequeño pueblo. Pasan dos años y el circo visita Xolt; desmontan jaulas, instalan carpas. El entrenador de caballos es reconocido por uno de los elefantes. El elefante corre hacia él y lo mata. El pueblo indignado obliga al elefante a bajar por la calle principal, desde los balcones y las ventanas tanto hombres como mujeres disparan sus es-copetas hasta matar al asesino gigante.

La historia es real, está documentado y Curtis Eller la narra con su banjo bajo el cielo y una voz exaltada en gritos, bajo palabra.

ÁLas bestias a las jaulas, el circo est‡ en llamas!
6 de julio de 1944:
El boxeador Joe Louis jura al pueblo de América que ganarán la segunda guerra mundial, porque Dios tira bombas de su lado.
Los pobladores de Hartford quieren divertirse; a pesar de ser la tarde de un jueves, llenan con trajes y largas faldas la carpa del circo de los Ringling Brothers, éste se incendia, las llamas se expanden por las gradas; leones agonizantes y cadáveres de camel-los bloquean las salidas que fueron entradas…167 personas mueren.

“Excepto por las pesadillas y la tos, es como si el circo nunca hubiera venido… nadie en Hartford duerme tranquilo, el circo duerme aquí, con nosotros, en nuestros sueños”

Asesinar y caminar sobre cables de metal
Pocas veces el folk se ha visto en tan alta versión: “En el banjo la nota se apaga inmediatamente; la gente le tiene miedo al silencio y lo mejor de mi música radica en su habilidad innata para hacer que las personas se rían de historias trágicas” ¡Qué necesario es el silencio cuando se tributa a los muertos!

2008
Oasis es una máquina de riffs, Cardino-logy puntillista a lo Seurat y Curtis Eller sale de gira con globos en pandilla.

Cada año que Curtis Eller suena, alegrías nuevas pandean, hay dicha que abre, boga la nave, y la vida convertida en harmonía deja yertos gramófono y estéreos.
Pero el año se veta y de contento torna yerto, ni melodías o nuevas fichas lo asientan, en un ataúd con agujeros, se pudre y su hedor en el cielo es etéreo.  !



Be the first to comment on “Curtis Eller in Mexico”

You must sign into your myHangout account before you can post comments.



More posts from curtiseller

Newest Posts

Click for Details 'RK 80' 5 hrs

More >  

Hangout Network Help

View All Topics  |  View Categories

0.078125